jueves, julio 25

La investigación sobre el escándalo de la sangre contaminada acusa al Gobierno británico de encubrirlo durante décadas

Seis años después de una exhaustiva investigación sobre “el mayor escándalo de la historia de la salud pública en el Reino Unido”, la comisión independiente que ha examinado miles de casos relacionados con sangre contaminada, presidida por el ex juez del Tribunal Superior de Inglaterra y Gales, Brian Langstaff, publicó este lunes sus conclusiones. El Gobierno británico encubrió lo ocurrido durante décadas, ha acusado Langstaff. “No en el sentido de que un puñado de personas conspiraran para mentir o engañar, sino de una manera más sutil, más perversa y más escalofriante en sus consecuencias”, dijo.

Deja una respuesta