jueves, julio 25

Continúa el martirio judicial del PSOE en los ERE con los 133 asuntos pendientes

Las resoluciones del Tribunal Constitucional (TC) sobre los ERE, que amparan parcialmente a varios ex altos cargos del gobierno andaluz del PSOE condenados por el Tribunal Supremo, han dado alas al PSOE para desplegar un gran número de campaña de autoexoneración. Sin embargo, aún queda mucho paño por cortar en la macro causa de la corrupción de los ERE, que empezó a investigarse hace trece años.

Este caso legal se divide en 134 partes diferentes que deben juzgarse por separado. Uno de ellos es el caso principal, en el que fueron condenados quince ex altos cargos de la Junta de Andalucía, entre ellos los ex presidentes andaluces y del PSOE Manuel Chaves y José Antonio Griñán. El TC analiza la parte principal, pero aún falta Otras 133 personas siguen vivas en el tribunal.

De las 134 piezas que componen el macrocaso ERE ya han sido juzgadas en la Audiencia de Sevilla 21 intentos y 73 siguen en el Juzgado de Instrucción 6 de la capital Sevilla en distintas fases. fueron dictados 17 sentencias y todas fueron condenatorias, aunque también hay varios casos separados del macroexpediente que han sido presentados ante el juzgado de instrucción, sin necesidad de llevarlos a los tribunales. Entonces, aunque ex altos funcionarios amparados por el TC intenten pasar página, la realidad es que El Tribunal Constitucional aún no ha puesto fin al martirio del PSOE en los tribunales.

Hoy, los dirigentes del PSOE insisten en que los ex miembros de la Junta Directiva exonerados por el TC fueron víctimas de «caza» del Partido Popular. El primero en iniciar esta estrategia fue el propio Pedro Sánchez. Durante una reunión en Benalmádena (Málaga) declaró el 6 de junio: “Aquí tenemos a Magdalena, que sufrió vil ataque desde la derecha y la extrema derecha durante muchos años. Dijo que 13 días antes, el TC había amparo parcialmente al exasesor y exministro el 19 de junio. Magdalena Álvarez en los ERE.

Pero aunque el PSOE intenta reducir el caso de los ERE a una «caza» del PP o a «ataques de la ultraderecha», la realidad de la macrocausa de la corrupción en los tribunales no queda precisamente ahí. Sin embargo, queda por ver cómo esto puede afectar la nueva tesis del TC del ERE a las otras 133 piezas supervivientes, en las que cada ayuda del también conocido como fondo de reptil a trabajadores prejubilados de empresas supuestamente en crisis. Estos documentos contienen también el segundo juicio en importancia, después del de Chaves y Griñán, en el que el red de comisionistas e intermediarios que pudieron hacerse con un botín de alrededor de 66 millones.

Solicitudes de archivo

Es muy probable que el abogados defensores quienes están representados por cientos de documentos solicitan sus archivos, invocando la nueva realidad judicial que rige el TC. Pero habrá que ver qué decisiones toman el Juzgado y el juez de instrucción.

Hasta el 6 de junio y según datos de la Sala de Prensa del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), en el Tribunal Se llevaron a cabo 21 juicios. de los ERE, cuatro de los cuales están pendientes de decisión. Y hay otros 40 piezas que están a la espera de que les den fechas para ser juzgados. YEn el Juzgado de Instrucción 6 hay 73 habitaciones, de los cuales 31 se encuentran en la fase intermedia y otros 42 en el trámite preliminar. Desde el inicio de la investigación se han ido abriendo partes, a medida que se recibieron nuevos informes de la Guardia Civil, y otras han sido archivadas. En septiembre del año pasado, como informó EL MUNDO, había 153 ejemplares vivos, frente a los 134 actuales.

La división de la macrocausa

Aunque el macro caso ha sido dividido en pedazos, el juez que inició la investigación del caso en enero de 2011, Mercedes AlayaSiempre se opuso porque sentía que causaría un “caos procesal”. Sin embargo, la Fiscalía Anticorrupción apoyó la división del caso para acelerar la división. Cuando Alaya accedió a la Corte y su sucesora María Núñez Bolaños tomó las riendas de la macrocausa, la dividió.

Esta circunstancia provocó algunos decisiones dispares. En la mayoría de los expedientes pendientes se ha excluido a ex altos cargos del Ministerio de Empleo que fueron juzgados y condenados en el caso principal, pero hay otros en los que no se cumplió este criterio. La Sala Tercera de la Corte consideró que los ex altos funcionarios laborales ya condenados debían volver a sentarse en el banquillo porque entendió que los nuevos documentos eran diferentes al caso que actualmente analiza el TC. Esto ocurrió durante el juicio de ayuda de 2,3 millones del Consejo a Surcolor y también en Aceitunas y Conservas (acyco), que recibió de la Junta de Andalucía 2,9 millones.

En Surcolor, el ex Ministro de Trabajo intentó Antonio Fernández; el ex viceconsejero de filial Agustín Barberá; y el exdirector general de Trabajo y Seguridad Social Juan Márquez. Los tres fueron declarados culpables en el juicio principal. En el artículo de Acyco, la sección tercera condenó al exconcejal Fernández a siete años de prisión y al exdirector general Juan Márquez a cuatro años.

En cambio, la cuarta sección adoptó un criterio diferente y excluidos de los nuevos documentos ERE a ex altos cargos ya juzgados y condenados, al aplicar el principio de no bis de la misma maneralo que evita juzgar y condenar dos veces los mismos hechos.

Otra circunstancia llamativa es la paradoja en la que se encuentra Daniel Alberto Rivera, el alto cargo de Empleo que se salvó del juicio principal de los ERE, pero que ahora podría pagar a todos en el rosario de piezas aún vivas. Por lo tanto, el final del EEI no se vislumbra a corto plazo.

Deja una respuesta