jueves, julio 25

El casco histórico de Córdoba se queda sin vecinos

El centro histórico de Córdoba, una ciudad icónica de España, se está enfrentando a un preocupante fenómeno: la despoblación. Cada vez son menos los residentes que deciden vivir en este emblemático barrio, lo que pone en riesgo la preservación de su patrimonio cultural y la dinámica social que lo caracterizaba.

Los altos costos de vivienda, la falta de oportunidades económicas y el envejecimiento de la población han llevado a que muchos vecinos opten por mudarse a otras zonas de la ciudad, dejando atrás las calles adoquinadas y los edificios históricos que alguna vez fueron el hogar de familias cordobesas. Las autoridades locales se enfrentan al desafío de encontrar soluciones que detengan esta tendencia y mantengan vivo el corazón de esta ciudad patrimonio de la humanidad.

Deja una respuesta