viernes, julio 12

Evo Morales critica al presidente boliviano Luis Arce al afirmar que “él era el hombre blanco” de la rebelión militar

El expresidente de Bolivia y líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales (2006-2019), declaró recientemente que él era “el hombre blanco” de la operación militar liderada por el depuesto comandante general Juan José Zúñiga. Morales también criticó a funcionarios del gobierno de Luis Arce, acusándolos de atacarlo.

Durante una conferencia de prensa el viernes en Cochabamba, Morales expresó su desconfianza ante el intento de golpe de Estado del miércoles 26 de junio y apuntó al actual presidente y principal rival en las próximas elecciones, Luis Arce.

“Lucho está abandonado”

Morales agregó que la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, lo atacó el pasado sábado bajo el argumento de que “iba a destruir Bolivia” y “quería acortar el mandato de Lucho (Arce)”.

«La actitud del ministro demuestra que Lucho es de derecha», afirmó Morales en la conferencia, que tuvo lugar en la región que es su bastión político y sindical.

También criticó a Zúñiga por no contárselo a nadie del gobierno de Arce en una entrevista televisiva con un medio local el lunes, en la que lo llamó a «detenerlo» si se postula como candidato presidencial en las elecciones de 2025.

“Después de mi experiencia como capitán de las Fuerzas Armadas de Bolivia, salí al día siguiente (…)”, explicó Morales.

Intento de golpe y consecuencias.

El miércoles, partidarios del presidente Luis Arce participaron en una manifestación en la Plaza Murillo de La Paz. Un grupo de militares encabezados por el entonces comandante general del ejército boliviano, Juan José Zúñiga, ocupó la plaza y derribó con un tanque la puerta de la sede de gobierno. Arce calificó la acción como un “intento de golpe de Estado”.

Zúñiga y otros militares en prisión

Ayer, tras anunciar la detención de 21 militares involucrados en la rebelión, el presidente Luis Arce declaró que no le interesa ganar popularidad «con la sangre del pueblo». Esto se produjo en respuesta a acusaciones del depuesto líder militar Juan José Zúñiga, quien afirmó que Arce fue el agente que ordenó la acción militar. Zúñiga ahora se enfrenta a una pena de prisión porque se le acusa de liderar un “intento de golpe de Estado”.

Arce detalló cómo él y su gabinete vivieron el «intento de golpe», explicando que Zúñiga había renunciado a su cargo el día anterior por «violar la constitución del estado» al conceder entrevistas sin autorización y amenazar con arrestar a Evo Morales, si se postulaba como candidato. candidato para las elecciones de 2025.

Departamento en el MAS

Arce y Morales están distanciados desde finales de 2021, y sus diferencias se profundizaron el año pasado con la celebración de un congreso nacional del MAS. En este congreso, Morales fue confirmado como líder oficial del partido y nombrado “candidato único” para las elecciones de 2025, aunque el tribunal electoral declaró inválido el congreso e indicó que debía celebrarse un cónclave único.

En medio del conflicto, Arce explicó que durante el «intento de golpe» llamó al «camarada Evo Morales» para informarle, pero sus diferencias siguieron teniendo peso entre los «camaradas».

Morales y sus partidarios se reunirán en Cochabamba el 3 de septiembre para un nuevo congreso nacional del MAS, donde esperan emitir una nueva directiva y declarar al titular candidato presidencial.

Deja una respuesta