jueves, julio 25

Las matriculaciones se desploman, pero aumentan beneficios

Las matriculaciones se desplomaron un 11% en mayo, cifra aún condicionada por la crisis de suministros y de las materias primas. Las ventas retroceden, pero también se producen menos automóviles en las fábricas españolas. Por ejemplo, el grupo Volkswagen duplicó sus beneficios hasta los 6.700.00 millones. Ante la escasez de chips, los fabricantes han sabido adaptar su planificación y han priorizado sus vehículos más caros y más rentables. “Venden menos unidades, pero la contribución al margen es mucho mayor,” asegura Manuel Díaz, socio responsable de automoción de PwC. Como resultado: coches más caros para los clientes.

Deja una respuesta