jueves, julio 25

Los jóvenes y los cambios en el trabajo

En España, el 75 % de los jóvenes menores de 34 años cambiaría de empleo cada tres o cuatro años, según el último estudio realizado por Anxios.

En la universidad, de donde saldrán los futuros trabajadores, la mayoría lo tiene claro: «Por cambiar no pasa nada, yo no me veo toda mi vida en el mismo puesto, al final es ir probando y quedarte con lo que te guste», ha asegurado una joven universitaria. «En un futuro sí que me gustaría cambiar para no estar siempre en el mismo trabajo», ha recalcado otro.

«Es normal que la gente no quiera seguir donde está»

Ante la pregunta de si no les da miedo salir de la zona de confort, una respuesta unánime y concreta entre los encuestados: «No, para nada. Es normal que la gente no quiera seguir donde está. El tema de hacerte fijo es muy complicado», ha explicado otro de los estudiantes.

Insisten en que son las condiciones laborales las que les empujan a tomar este tipo de decisiones y les inclinan a llevar una vida más nómada: «Tengo la idea de irme a trabajar fuera porque aunque me gusta mucho cómo se vive en España, me parece que las condiciones laborales no están a la par de lo que yo aspiro a tener en mi vida».

Según las estadísticas publicadas por la Seguridad Social, la cifra de dimisiones aumentó hasta las 3.000 en el último trimestre del año pasado. Uno de los principales portales de trabajo ha hecho un estudio sobre cuáles son las profesiones que más empleo generan. Algunas requieren de carrera como es el caso de los ingenieros, profesores o enfermeros y otras de mucha práctica como camarero, obrero o cajero.

Las ingenierías, las ciencias y las tecnologías son las carreras más demandadas en el extranjero, todo lo contrario que ocurre con las carreras de letras.

El sector de la construcción, en alerta

En Galicia, 62.000 trabajadores dejaron su trabajo por la pandemia. El Instituto Gallego de Estadística (IGE) confirma que se debe a un cambio de prioridades en la población. Los sectores más afectados son la restauración y el comercio.

Además, los trabajadores de esta comunidad decidieron dejar su puesto o marcharse a otra empresa entre marzo de 2020 y julio de 2021, como revela el IGE sobre el impacto de la crisis del COVID-19 en la situación económica, el trabajo y las relaciones familiares.

Es uno de los motivos por los que la hostelería alerta de la falta de mano de obra, pero no es el único sector. La construcción gallega necesita miles de empleados solo para este año. Fernando García es de la Fundación Laboral de la Construcción en Galicia: «Necesitamos 7.000 trabajadores«, ha explicado en ‘La Hora de la 1’.

Aumentan las obras, no se incorporan profesionales y es ahí cuando notan la ausencia de trabajadores: «En nuestro caso es por dos motivos. En primer lugar, por el relevo generacional, tenemos un sector muy envejecido. Y el resto es por el incremento de la actividad. El sector está trabajando en dar cada vez mejores condiciones», ha relatado Fernando García.

«Los jóvenes valoran no trabajar el fin de semana»

El de la hostelería y la construcción no son los únicos sectores con problemas de mano de obra. El comercio también atraviesa la misma crisis. Joan Carles Calvet es presidente de la Asociación Catalana Retailcat y comerciante: «En toda España hay un cambio de hábitos en los comercios, tenemos un handicap con respecto a la gente joven, le cuesta incorporarse a este sector por los horarios», ha relatado.

Después de la pandemia, según Calvet, se han dado unos cambios en los hábitos: «Los jóvenes valoran la calidad de vida y no trabajar el fin de semana. En las campañas de verano y de Navidad la gente se apuntaba, los estudiantes, pero ahora nos cuesta más encontrarlos porque la gente valora más el tiempo libre y el ocio que ganar un dinero. Los hábitos cambian y la gente cambia de pensamiento», ha concluido.

Deja una respuesta