sábado, julio 13

Los proyectos que ya están dando forma a la revolución

Llevamos años oyendo hablar de proyectos de hidrógeno verde repartidos por toda España y también en los valles, este ecosistema empresarial público-privado que pretende facilitar la producción y el consumo de este elemento. Muchos proyectos son todavía sólo una idea, otros aún están en etapa de planificación, varios ya están en construcción y unos pocos están en operación. Según el último censo, elaborado por la Asociación Española del Hidrógeno Verde (AeH2), actualmente hay 123 proyectos de hidrógeno verde en fase de desarrollo. Se espera que en los próximos años se pongan en marcha varios proyectos y que en España se produzca una cantidad mucho mayor de hidrógeno renovable para dar un impulso significativo a la descarbonización.

En 2022, Iberdrola inauguró la planta de hidrógeno verde en Puertollano y se convirtió en la primera de una red estratégica de fábricass para la economía del hidrógeno en España. Su hidrógeno verde de cero emisiones se utiliza para fabricar fertilizantes, un producto estratégico en términos de productividad agrícola y seguridad alimentaria. Esto también permite descarbonizar el sector primario además de actividades industriales difíciles de electrificar.

“España puede convertirse en una potencia energética europea, pasando de ser un importador puramente de energía a un exportador, también gracias a la energía sostenible. Esto, además de contribuir a la descarbonización, representa una excelente oportunidad para impulsar la reindustrialización de nuestro país, incrementar la competitividad de la industria española y contribuir a la independencia energética de España y del resto del continente”, indica María Molina, directora de estrategia de El negocio de Hidrógeno de Cepsa está a la cabeza del Valle Verde del Hidrógeno de Andalucía, que a finales de esta década tendrá una capacidad de producción anual de 300.000 toneladas, con una capacidad de electrólisis de 2.000 MW y supondrá una inversión de 3.000 millones. euros sólo para el desarrollo de sus plantas de hidrógeno, contará con dos centros de producción de hidrógeno verde en Palos de la Frontera (Huelva) y San Roque (Campo de Gibraltar, Cádiz). Además, está previsto impulsar otras dos plantas para el proyecto. producción de sus derivados: amoniaco verde y metanol, que estarán ubicadas respectivamente en San Roque y en el puerto de Huelva. “Impulsamos un ecosistema de alianzas con empresas líderes en toda la cadena de valor, para que ésta pueda crecer, fomentando así la competitividad de los actores involucrados”, explica Molina. Dentro de este ecosistema se encuentran los fabricantes de electrolizadores, los productores de energías renovables, los productores de hidrógeno, los fabricantes de abonos verdes, los expertos en transporte de hidrógeno y los consumidores. Además del consumo local de hidrógeno verde que produce este valle, tanto en las fábricas de Cepsa como en las de sus socios, la energética ha establecido el primer corredor marítimo entre el sur y el norte de Europa para transportar hidrógeno verde entre los puertos de Algeciras. y Huelva y Rotterdam, impulsando la conexión energética europea para garantizar soluciones de descarbonización de la industria y el transporte pesado terrestre, aéreo y marítimo.

El proyecto más ambicioso es la producción de hidrógeno renovable Hysencia de DH2Energy, que recientemente ganó la primera subasta europea de hidrógeno verde. Ubicado en Plasencia del Monte, en Huesca (Aragón), consta de un electrolizador de 35 MW de potencia y un bloque fotovoltaico de 49 MWp. El hidrógeno de Hysencia se utilizará en los sectores industrial y de movilidad y evitará la emisión de 115 kilotones de CO2 durante los primeros 10 años de funcionamiento. “No hay ninguna fábrica de este tamaño en funcionamiento. Todos los proyectos presentados no estaban muy maduros en cuanto a transformación y el nuestro sí lo estaba. Actualmente estamos en plena licitación para la contratación de los electrolizadores y compresores y la construcción del proyecto”, explica Marcos López-Brea Baquero, director general de DH2 Energía. Esperan que la planta esté operativa en el primer semestre de 2027 con una Se estima una producción de 1.700 toneladas de hidrógeno al año y ya se están gestionando acuerdos con varios clientes. «Esperamos que este proyecto sea el primero y el más pequeño de todos los que vendrán después y que sirva de ejemplo para una planta a gran escala». «, demostrando que la tecnología está lista y que este hidrógeno puede ser competitivo con las algas naturales», subraya López. -Pitch. También habla de la importancia de todos los proyectos, pequeños y grandes, porque “entre todos estamos intentando demostrar que la tecnología está lista: “Cuando haya más fábricas en funcionamiento y la industria y la movilidad puedan consumir hidrógeno, esto tendrá un efecto impulsor”.

Características especiales de la isla.

También ha despertado mucho interés Power to Green Hydrogen Mallorca, un proyecto liderado por Enagás Renovables y Acciona que pretende servir de modelo en otros territorios insulares que participan en un estudio de replicabilidad. “En total, son más de 30 socios implicados en diferentes países europeos que se benefician de las lecciones aprendidas para avanzar en la economía del hidrógeno (sector público, empresas privadas, universidades…)”, afirma Sebastià Barceló, director de Power To Green H2 . Mallorca, empresa que gestiona la planta de producción de hidrógeno de la isla. Es especialmente relevante el caso particular de islas como Mallorca, “en la medida en que los territorios insulares son muy dependientes de la energía. Por ello, el desarrollo de un ecosistema de hidrógeno verde es fundamental para su descarbonización y seguridad energética”, subraya Barceló. Además, esperan que la potencial replicabilidad del proyecto en otros territorios insulares también ayude a acelerar la descarbonización. Este proyecto incluye la construcción de una planta de electrólisis, el desarrollo de dos plantas de energía fotovoltaica que la abastecen, así como una estación de servicio de hidrógeno verde en la isla.

Una de las principales particularidades de Green Hysland es que no persigue una única aplicación, sino un modelo transversal que abarca la movilidad, el consumo eléctrico, térmico y el almacenamiento y genera así un ecosistema económico completo basado en el hidrógeno Verde. “Entre los principales clientes de la fábrica de Lloseta se encuentran la EMT y la cadena hotelera Iberostar. Además, parte del Se inyectará hidrógeno verde en la red de distribución de gas natural. llegando así a todos los consumidores de la isla conectados a esta red, permitiéndoles reducir su huella de carbono”, explica el gerente de PowerTo Green H2 Mallorca. Se muestra muy favorable a la colaboración público-privada para superar los retos técnicos, económicos y regulatorios que verde El hidrógeno se presenta como un vector energético: “Las asociaciones público-privadas pueden facilitar las inversiones, promover la innovación y acelerar la creación de la infraestructura necesaria para el despliegue del hidrógeno verde, el desarrollo de regulaciones adecuadas, fomenta la creación de mercados y facilita la transferencia de conocimiento. y formación», subraya.

Encuesta

Para que todos estos proyectos tengan éxito también es muy importante dar un impulso a la tecnología y seguir invirtiendo en I+D+i de empresas y centros de investigación. Hydrogreen Energy, una spin-off de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), ha logrado diseñar y producir nuevas capas de difusión de gas para pilas de combustible de hidrógeno, denominadas “Gas Diffusion Layers” (GDL). “Las GDL, capas de difusión, desarrolladas por Hydrogreen Energy, aportan un gran valor al mercado del hidrógeno verde ya que, por un lado, tienen un rendimiento superior a sus competidores, lo que aumenta la eficiencia de las baterías que las integran, y por otro mano. Por otro lado, la base de fabricación es biológica, lo que minimiza los residuos durante su fabricación y es biodegradable, lo que encaja claramente en el concepto de energía verde», explica Ángel Navalon Bernabeu, director de marketing de «El objetivo es intentar que «El impacto de la generación de esta energía es el menor posible en toda la cadena de producción», añade. El desarrollo de pilas de combustible, que también incorporan tecnologías españolas como GDL Ecocell, «es un paso importante en el desarrollo del hidrógeno verde, no sólo en España, sino a nivel europeo. Actualmente, Hydrogreen Energy es el único fabricante español de GDL, cuya patente pertenece y fue desarrollada por la Universidad Politécnica de Cartagena.

Navalón recuerda el papel fundamental de la investigación en el desarrollo, no sólo de la tecnología del hidrógeno, sino de cualquier tecnología. “Los avances que se producen en la investigación tanto a nivel privado como en instituciones públicas, por ejemplo en los grupos de investigación de las universidades españolas centrados en el hidrógeno, son fundamentales para que, posteriormente, los resultados de esta investigación lleguen a la industria y a los usuarios.

Deja una respuesta