viernes, julio 19

Praga, feudo maldito para la selección española

La selección española masculina de fútbol visita Praga para medirse a la República Checa, la sorprendente líder del Grupo A en la UEFA Nations League. Un rival que es una incógnita para la Roja, a la que no se enfrenta desde hace seis años.

Hay que diferenciar la etapa de República Checa de la de Checoslovaquia. El moderno Estado solo tiene cinco enfrentamientos con la selección española, mientras que unida a Eslovaquia jugaron 12 partidos contra España, incluido uno en el Mundial de Chile 1962 de no muy grato recuerdo: derrota por la mínima.

Aquel partido fue el primero de carácter oficial después de una serie de amistosos. Se jugó en el estadio de Sausalito en Viña del Mar y era el debut de la fase de grupos de aquel Mundial. No fue el más exitoso de la Roja.

Las visitas a Praga no fueron muy fructíferas para España, tampoco a Bratislava (Eslovaquia). España solo ha ganado un partido como visitante en la capital checa, y fue en la fase de clasificación para la Eurocopa 2012 (0-2).

Los anteriores encuentros a domicilio, incluido el primero desde la separación de Eslovaquia que acabó en empate (1996). No fueron precisamente un paseo. Contra Checoslovaquia, todo derrotas: en 1930, amistoso, 2-0; en 1936, también amistoso, 1-0; en 1967, amistoso, también 1-0; en 1990, clasificatorio para la Eurocopa, 3-2. Incluso se pueden contabilizar una derrota en Bratislava, ya mencionada, e incluso en Málaga en 1988.

De hecho, ha sido ante República Checa la mejor racha de España, que permanece invicta con cuatro victorias y en empate. La última ocasión en que se vieron las caras fue en el partido de debut de la Eurocopa de Francia 2016, victoria por la mínima con gol de Piqué.

Ahora espera una selección que es toda una incógnita, salvo para un estudioso del fútbol y los rivales como Luis Enrique, este domingo se resolverán las dudas de los aficionados con respecto a República Checa.

Deja una respuesta