jueves, julio 25

Repercusiones sobre el gas y la inmigración

Las consecuencias de la violación por parte de Argelia del Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación con España y la suspensión de las relaciones comerciales por el cambio de postura del Gobierno de Pedro Sánchez respecto al Sáhara Occidental son aún impredecibles. El Ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel AlbaresExplicó este jueves que el Ejecutivo todavía los está estudiando.

El efecto más temido es que podría afectar a la oferta o precio del gas natural: Argelia tradicionalmente vende más de una cuarta parte de todas sus importaciones de este combustible a España.

Pero hay otras cuestiones, como la seguridad, la inmigración o la cooperación antiterrorista, que se verán afectadas por la crisis bilateral.

Argelia eleva su nivel de enfado por el Sáhara

Jesús NúñezEl codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH), explicó en La Hora de La 1 que un acuerdo de amistad y cooperación como el que España firmó con Argelia en 2002 Este es el nivel más alto de acuerdos que nuestro país establece con estados que no pertenecen a la Unión Europea (UE) ni a la OTAN..

La ruptura del acuerdo es «el último eslabón» de una cadena que comenzó con la retirada del embajador el 19 de marzo y que podría continuar con nuevas medidas en el futuro. “Es un gesto de hostilidad, de ira.«Por no haber sido consultado cuando España decidió un punto de inflexión que el Gobierno había declarado no producido, pero que reconoció este miércoles», añade. «Según lo que veamos, Argelia no fue suficientemente consultada«, Agregar.

Núñez considera que, “salvo cláusula secreta, Estamos empezando a ver las consecuencias negativas de este punto de inflexión sin ver las consecuencias positivas., no sólo en la posición de Argelia, sino también con Marruecos. «No hay ningún beneficio ni cambio real más allá del regreso del embajador de Marruecos».

Jesús Núñez: “Romper el tratado con Argelia es un gesto de hostilidad, de ira” – Ver ahora

«La relación es tensa, Se ha abierto una crisis con Argelia«, confirma a RTVE.es Ignacio Cembrero, periodista, ex corresponsal en el Magreb y experto en el tema. “Es un problema grave, pero a diferencia de la crisis con Marruecos, en este caso las presiones son económicas”, añade.

España, a la espera del gas

Una fuente del sector financiero explicó a Efe que la circular transmitida por la Asociación Profesional de Bancos y Establecimientos Financieros de Argelia (ABEF) se refiere a todas las transacciones comerciales con España. “Todo lo que sea un producto terminado destinado a la reventa, materias primas para la producción local, etc. se verá afectado por esta decisión”, aseguró la fuente, aunque se trata sólo de una “suspensión” de Bolsas.

Argelia es el segundo socio comercial de España en África, después de Marruecos. Nuestro país fue el destino del 9,8% de las exportaciones argelinas en 2021, mientras que las importaciones de productos españoles representaron el 6,2% del total, según el Instituto de Comercio Exterior (ICEX). Argelia vende más a Italia y Francia y compra principalmente a China, seguida de Francia, Italia y Alemania, con España en quinto lugar.

Argelia paraliza el comercio con España y pone en peligro exportaciones e inversiones

Las empresas españolas compran fertilizantes, productos químicos o pescado y venden maquinaria y materiales de construcción. Se suman las exportaciones españolas 2.906 millones de euros en 2019, 1.916 en 2020 y 1.111 en 2021.

Pero El producto estrella de las relaciones comerciales mutuas es el gas, que inclina la balanza a favor de Argelia: en 2021, El 91,7% de las exportaciones a España fueron combustibles. Según la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (CORES), El 30% del gas importado por España el pasado mes de marzo provino de Argeliamientras que en los últimos doce meses representó el 37,5%.

Sin embargo, las compras Estados Unidos ha aumentado en los últimos meses, y en marzo superaron a las de Argelia, alcanzando el 43%. En este caso lo es gas natural licuado (GNL), gas en forma líquida que se transporta por barco y que debe ser regasificado a su llegada. El GNL es generalmente más caro debido al costo de transporte y procesamiento.

Los motivos de este cambio de proveedor son varios. En primer lugar, La guerra en Ucrania aumentó las exportaciones de Estados Unidos y otros países a la UE. para ayudar a los socios que dependen del gas ruso. Parte de este gas pasa por España.

Por otro lado, el gobierno español ha buscado diversificar sus fuentes de energía.

Pero la razón principal es que Argelia cerró el pasado mes de noviembre el gasoducto Magreb-Europa por sus diferencias con Marruecos y actualmente suministra gas a través de un solo gasoducto, el medgaz, su capacidad exportadora se vio así reducida y España tuvo que buscar otras fuentes. El Medgaz, que une Beni Saf con Almería, Pertenece a la española Naturgy (49% de las acciones) y a la estatal argelina Sonatrach (51%).. El contrato entre Naturgy y Sonatrach está protegido durante 10 años, pero la tarifa se está renegociando.

«La amenaza de los cortes en el suministro de gas se cierne sobre nuestras cabezas – cree Cembrero – este podría ser el próximo y último paso de Argelia para apretarle las tuercas a España». El periodista cree que actualmente Argelia podría prescindir de su cliente español porque «hay cola en su puerta para comprar gas, el » Italia ha optado principalmente por esto», y los precios son elevados. “Argelia cree que hay prosperidad y que no tendrá dificultades”, subraya.

Gonzalo Escribanoinvestigador principal y director del programa de Energía y Cambio Climático del Real Instituto Elcano (RIE), asegura por el contrario que El consenso en el sector es que no se interrumpirá el suministro.

«Hay un contrato firmado, que hay que respetar, de lo contrario habrá sanciones muy altas -explica a RTVE.es- Argelia siempre ha cumplido sus contratos y los importes firmados. «No creo que sea un riesgo».

«Otro problema es la negociación de precios. », continúa – Hoy, con precios récord del gas y del petróleo, con contratos indexados a diferentes precios, es normal que se renegocie el aumento. Pero esto tiene un límite. »

El notario señala que El hecho de que las negociaciones se desarrollen «en medio de una crisis diplomática y comercial de dimensiones impredecibles» no ayuda.. «El ecosistema de negociación se está volviendo muy difícil y hay miles de maneras de agregar costos o complicar las cosas. A mediano y largo plazo, los dos países son socios estratégicos en el campo energético, interdependientes. Allí hay empresas de exploración, hay empresas eléctricas compañías.» conexiones «España exporta equipos para el refino, hay equipos y trabajadores que tienen que entrar y salir… Hay muchas dimensiones a tener en cuenta».

Otros intereses: inmigración y colaboración antiterrorista

La terminación del acuerdo de amistad supone también la suspensión de la cooperación en temas tan importantes como la seguridad, la inmigración o la cooperación antiterrorista.

Desde el 30 de marzo, Argelia ha detenido la repatriación de sus nacionales ilegales, que no pudo ser devuelto por las autoridades españolas. «Esta medida fue una medida más de presión sobre España – afirma Cembrero – Podemos preguntarnos si funcionará como Marruecos, si fomentará la inmigración irregular para presionar a su vecinoalgo que no ha hecho hasta ahora.»

Migración y colaboración antiterrorista: otras consecuencias de la ruptura de relaciones con Argelia

En 2020 llegaron a España 4.287 argelinos, según datos de Eurostat. Las llegadas han aumentado desde 2015 hasta alcanzar un pico en 2019, cuando fueron 7.402 ese mismo miércoles. 113 inmigrantes llegaron a Baleares en pateras procedentes de la costa argelina.

Sin embargo, Hay muchos más inmigrantes marroquíes (44.940 en 2020), la cooperación en esta cuestión con Marruecos es, por tanto, mucho más importante. Rabat lo sabe y utilizó a los inmigrantes como arma en mayo del año pasado, cuando permitió que miles de personas cruzaran la frontera hacia Ceuta.

Lo mismo sucede con el cooperación contra el terrorismo yihadistaComo señala Cembrero: con Marruecos es más importante, porque hay más marroquíes que argelinos que se radicalizaron en España, y los marroquíes son la comunidad islámica más importante de nuestro país.

La colaboración argelina puede ser vital para controlar la yihadismo en el sahelque sigue creciendo.

“Fracaso de la diplomacia española”

José Manuel Albares insistió en que España quiere mantener las mejores relaciones con Argelia y prometió una respuesta «tranquila y firme», pero lo cierto es que el Ejecutivo aún no ha puesto fin a la crisis diplomática con Marruecos mientras se ha abierto otra.

Ignacio Cembrero es enérgico en su interpretación de la situación. «Ha habido una acumulación de errores por parte del gobierno. Hay un odio particular de las autoridades argelinas hacia Pedro Sánchez. “Saben que lo que hicieron con el Sáhara no es una decisión del Gobierno, sino de Sánchez y su ministro de Asuntos Exteriores”.

Jesús Núñez cree que España ha perdido la oportunidad de ser un elemento estabilizador entre los dos países más importantes para ella en el Magreb. «Las relaciones entre Marruecos y Argelia están rotas, han lanzado una carrera armamentista que está generando más tensiones en la región. «España debe ser un factor de calma y estabilización».

El codirector del IECAH considera que podemos hablar de una “fracaso” de la diplomacia española. «España no logró gestionar la cuestión del Sáhara: dejamos abandonados a los saharauis, nos acercamos o traspasamos los límites del derecho internacional porque hay un proceso en marcha en el marco de la ONU desde 1991, lo abandonamos y no obtuvimos ningún tipo de garantía de que las relaciones con Marruecos vayan a funcionar. Si seguimos así, no nos estancaremos en la arbitrariedad, y a esto hemos añadido Argelia.

Gonzalo Escribano llama a recuperar la política de buen barrio. «Las declaraciones de los funcionarios argelinos y las decisiones que están tomando son muy duras, lo que significa que las consecuencias serán importantes. Sin duda, las declaraciones sobre el Sáhara han añadido una tensión muy importante, que ya se ve en un plan comercial, que está empezando a deslizarse en el plan energético, y que es importante evitar que esto vaya a más. «Debemos esperar que los canales diplomáticos puedan moderar y evitar mayores tensiones».

Deja una respuesta