jueves, julio 25

Vox defiende su pacto con Orban tras las críticas del PP: "No hay nada prorruso."

El PP ha metido el dedo en la llaga del acercamiento de Vox al «prorruso» Viktor Orban: «Siempre es buena noticia que tus adversarios se equivoquen. Vox no será un partido relevante en Europa. Nosotros sí». Y el partido de Santiago Abascal ha respondido acusando a Alberto Núñez Feijóo de ser socio del líder del Frente Popular francés, Jean-Luc Mélenchon. «Los partidos que os aliáis con esa extrema izquierda antisemita de Sánchez y Mélenchon os iréis por el sumidero de la historia», dijo este domingo el eurodiputado de Vox Hermann Tertsch.

Como avanzó este diario ayer, los populares critican con dureza que los seis eurodiputados de Vox se hayan cambiado del grupo de los Conservadores -donde el propio Tertsch ostentaba una vicepresidencia- al nuevo grupo de los Patriotas por Europa, liderado por el primer ministro húngaro y con afán de escorarse aún más que la italiana Giorgia Meloni, líder de los autodenominados conservadores. Vox rompió ese lazo con Meloni justo el día en el que Orban agasajaba a Vladimir Putin. En plena invasión de Ucrania.

El PP celebró el viraje de Abascal como una manera de desgastarse: «Vox se ha quitado la máscara. Está más cerca de Putin que de Von der Leyen». Pero Tertsch contestó en Twitter de manera enérgica: «Ni hay error, ni hay nada prorruso en la formación de un gran grupo de fuerzas nacionales que será pronto á única alternativa a la extrema izquierda islamista, antisemita».

«Vuestra alianza ya ratificada en Bruselas con la izquierda, con los verdes y con todos los enemigos de los valores que falsamente decís defender os condena a medio plazo a todos los que os quedéis en el PP, como ha condenado a la derrota, a la humillación y al desprecio general a Macron», dijo el eurodiputado de Vox, antes de conocer el resultado de la segunda vuelta de las elecciones legislativas de Francia.

Escalando aún más la crítica, Tertsch escribió que muchos europarlamentarios van a «huir del Partido Popular Europeo» para no verse afectados electoralmente, les dijo a los populares, «por vuestra vileza, vuestra hipocresía y vuestra cobardía de someteros al chantaje de socialistas y verdes y perseverar en toda la despreciable política de empobrecimiento, injerencia y burocracia totalitaria cuando los europeos han votado claramente en contra de vuestra política socialista».

«Quienes estáis en peligro de disolución en Bruselas sois vosotros, no Vox, no las fuerzas nacionales que no dejan de crecer», remató su texto el europarlamentario.

Diversos dirigentes del PP consultados por este diario coincidieron en señalar que este movimiento desnuda el antieuropeísmo de Vox, que se alía con los «prorrusos» con tal de hacer fuerza contra Ursula von der Leyen, en un momento en el que Meloni no ha cerrado la puerta a su reelección. «Es un despropósito. En España sólo apoyan a Putin los de Vox y los de Podemos», resumieron.

Deja una respuesta