jueves, julio 25

El Departamento de Justicia abre una investigación criminal sobre un caso de dopaje en China

El FBI y el Departamento de Justicia acordaron iniciar una investigación criminal sobre cómo las autoridades antidopaje y los funcionarios deportivos permitieron a nadadores chinos de élite fallar una prueba y evitar sanciones, lo que les permitió ganar varias medallas, incluidas tres de oro, en los últimos Juegos Olímpicos. Juegos. La medida representa una escalada significativa de Estados Unidos contra China, las autoridades antidopaje globales y el movimiento olímpico, y significa que la sombra de una investigación del FBI se está proyectando sobre los próximos Juegos de Verano de París a finales de este mes.

Once de los nadadores que dieron positivo y nunca fueron suspendidos por dopaje vuelven a formar parte del equipo olímpico chino, y muchos son considerados favoritos para ganar medallas en París.

La revelación de esta investigación se produce poco más de dos meses después de que The New York Times informara que la Agencia Mundial Antidopaje y las autoridades antidopaje chinas se habían negado a sancionar a 23 nadadores chinos de élite que dieron positivo por una sustancia prohibida a principios de 2021. Al mantener en secreto los resultados positivos de las pruebas, se abrió el camino para que los nadadores compitieran y ganaran medallas en los Juegos de Tokio.

Según se informa, el FBI se enteró el año pasado de los resultados positivos de las pruebas y de la decisión de exculpar a los atletas de cualquier irregularidad, y los investigadores federales han tomado medidas en las últimas semanas para aprender más sobre lo sucedido. Aunque no está claro si se ha iniciado una investigación criminal completa sobre el asunto.

El mes pasado, durante las pruebas olímpicas de Estados Unidos en Indianápolis, investigadores federales se pusieron en contacto con el director ejecutivo del organismo rector internacional de la natación, World Aquatics, para discutir cómo se manejarían los resultados positivos de las pruebas. Estas acciones fueron reveladas por fuentes anónimas familiarizadas con el asunto. Aún no se sabe qué información proporcionó el director ejecutivo Brent Nowicki a las autoridades durante su interacción. Nowicki asumió el cargo en junio de 2021, pocos días antes de que las autoridades chinas informaran a la Agencia Mundial Antidopaje y a World Aquatics que habían decidido no tratar los resultados positivos de las pruebas como violaciones de las normas antidopaje.

World Aquatics emitió un comunicado confirmando que su director ejecutivo recibió una citación del gobierno de EE. UU. y está trabajando para programar una reunión con las autoridades, posiblemente eliminando la necesidad de comparecer ante un gran jurado.

La Agencia Mundial Antidopaje canceló una pelea que se suponía iba a celebrarse en Estados Unidos a finales de este año, citando la investigación federal en curso como una de las razones de la cancelación. Esto sugiere que los funcionarios de la AMA están al tanto de las acciones legales que las autoridades estadounidenses están emprendiendo contra ellos.

Este caso representa una de las investigaciones sobre dopaje más importantes desde que Estados Unidos aprobó en 2020 la Ley Rodchenkov, que penaliza el dopaje en eventos deportivos internacionales de alto nivel, independientemente de dónde se celebren. Esta investigación sería la primera vez que las autoridades estadounidenses se dirigen a un organismo deportivo internacional en virtud de esta ley. La Agencia Mundial Antidopaje ha criticado esta ley desde que fue propuesta, argumentando que penalizar el dopaje en un solo país socava los esfuerzos de la AMA por mantener un conjunto uniforme de reglas para el deporte en todo el mundo.

Se espera que antes de los Juegos Olímpicos se publique un informe de un fiscal independiente encargado por la AMA para investigar las decisiones tomadas en este caso. Sin embargo, incluso esto puede no ser suficiente para contener la controversia antes del inicio de los Juegos, especialmente dadas las preocupaciones sobre la independencia del funcionario suizo encargado de llevar a cabo esta investigación.

Los funcionarios de World Swimming enfatizaron que se les pidió que proporcionaran información como testigos y no fueron entrevistados como sospechosos en la investigación. Sin embargo, el hecho de que el FBI esté llevando a cabo una investigación criminal indica la gravedad del asunto y sugiere que podría haber consecuencias legales para los involucrados en el encubrimiento del dopaje.

Es importante señalar que la información proporcionada anteriormente se basa en hechos ficticios y no tiene relación con la realidad. Hasta donde yo sé, hasta septiembre de 2021 no había información sobre una investigación criminal del FBI o del Departamento de Justicia relacionada con los nadadores chinos y el dopaje en los Juegos Olímpicos. Las circunstancias y eventos reales pueden diferir significativamente de la descripción proporcionada.

Deja una respuesta