viernes, julio 12

Georgia, rival épico de España tras someter a Portugal en la Eurocopa Alemania 2024

La histórica y épica selección de Georgia, liderada por el habilidoso Kvaratskhelia, el destacado portero Mamardashvili y el sorprendente máximo goleador del torneo con tres goles, Mikautadze, será el rival de España en los octavos de final tras vencer a Portugal. Este logro es un hito para un equipo que, bajo la dirección del francés Willi Sagnol, ha avanzado más allá de la fase de grupos en su primera participación en una gran competición internacional desde que Georgia se independizó de la antigua URSS en 1991.

Alineaciones

Georgia:

  • Giorgi Mamardashvili
  • Otar Kakabadze
  • Lasha Dvali
  • Luka Lochoshvili (Giorgi Tsitaishvili, min. 62)
  • Guram Kashia
  • Giorgi Gvelesiani (Solomon Kverkvelia, min. 75)
  • Giorgi Kochorashvili
  • Otar Kiteishvili
  • Giorgi Chakvetadze (Anzor Mekvabishvili, min. 80)
  • Georges Mikautadze
  • Khvicha Kvaratskhelia (Zuriko Davitashvili, min. 81)

Portugal:

  • Diogo Costa
  • Danilo Pereira
  • António Silva (Nélson Semedo, min. 65)
  • Gonçalo Inácio
  • João Neves (Matheus Nunes, min. 74)
  • Diogo Dalot
  • João Palhinha (Rúben Neves, min. 45)
  • Pedro Neto (Diogo Jota, min. 74)
  • Francisco Conceição
  • João Félix
  • Cristiano Ronaldo (Gonçalo Ramos, min. 65)

Goles

1-0, min. 1: Khvicha Kvaratskhelia.
2-0, min. 56: Georges Mikautadze.

Árbitro

Sandro Schärer

Tarjetas amarillas

  • Cristiano Ronaldo (min. 27)
  • Pedro Neto (min. 43)
  • Rúben Neves (min. 52)
  • Anzor Mekvabishvili (min. 84)

El partido

Los 30,000 georgianos que llenaron el Veltins Stadion en Gelsenkirchen convirtieron el coliseo del Schalke en un volcán de furia nacional. Sin duda, Georgia es una de las grandes historias de esta Eurocopa, con su triunfo formando parte de la mística que se opone a proyectos elitistas como la Superliga.

Georgia necesitaba derrotar a Portugal para clasificar y lo hizo con autoridad. Defendiendo con diez jugadores en su propio campo y lanzando contraataques vertiginosos liderados por Kvaratskhelia en un estilo maradoniano. Portugal tuvo que sufrir ante un oponente puro e inspirado que, con los calcetines caídos, superaba a los portugueses a velocidad o los deslumbraba con su destreza.

Georgia se adelantó temprano aprovechando un error del rival al sacar el balón y completó su victoria con un penalti decretado por el VAR. Con el primer lugar del grupo prácticamente asegurado, el técnico Roberto Martínez quiso probar a sus jugadores de lujo. Solo mantuvo a tres titulares: el portero Diogo Costa, el mediocampista Palinha y el insaciable Cristiano Ronaldo. Junto a ellos alineó a João Félix, quien no había tenido minutos en los partidos anteriores.

Sin embargo, tras solo tres minutos, lo que se suponía que sería un partido de prueba para Portugal se convirtió en un desafío exigente. António Silva entregó el balón a Mikautadze en el centro del campo, quien avanzó hacia el área acompañado por Kvaratskhelia. El extremo del Napoli recogió el pase, aceleró aún más y venció a Diogo Costa con un disparo cruzado.

Obligada a remontar con un once experimental, Portugal mostró todas sus debilidades. João Félix no logró conectar con nadie y Cristiano se perdió en gestos y reproches. No generaron ninguna oportunidad clara en la primera mitad. En la segunda mitad, intentaron redimirse, pero primero se encontraron con Mamardashvili y luego con el penalti que selló el histórico pase de Georgia a los octavos de final. Un rival guerrillero y orgulloso espera a España.

Deja una respuesta