jueves, julio 25

Tres empates bastan para que Dinamarca sea segunda en la Eurocopa 2024

Dinamarca logró clasificarse en segundo lugar del grupo en la Eurocopa 2024 tras empatar en sus tres partidos, un resultado que también permitió a Eslovenia, que quedó tercera, avanzar a la siguiente fase. Este desenlace eliminó a Croacia, que hasta el último momento tenía una leve esperanza de avanzar. Para Eslovenia, pasar a octavos de final fue un gran éxito, mientras que para Dinamarca, de quien se esperaba más, fue un resultado menos impresionante.

Formación de Dinamarca:
Kasper Schmeichel, Jannik Vestergaard, Joachim Andersen, Andreas Christensen, Morten Hjulmand, Pierre-Emile Højbjerg, Alexander Bah, Joakim Mæhle, Jonas Wind, Rasmus Højlund, Christian Eriksen, Andreas Skov Olsen (Jonas Wind, min. 45), Kasper Dolberg (Rasmus Højlund, min. 58), Thomas Delaney (Alexander Bah, min. 76), Victor Kristiansen (Morten Hjulmand, min. 76) y Yussuf Poulsen (Christian Eriksen, min. 87).

Formación de Serbia:
Predrag Rajkovic, Milos Veljkovic, Strahinja Pavlovic, Nikola Milenkovic, Nemanja Gudelj, Andrija Zivkovic, Srdjan Mijailovic, Ivan Ilic, Sasa Lukic, Aleksandar Mitrovic, Lazar Samardzic, Luka Jovic (Nemanja Gudelj, min. 45), Dusan Tadic (Lazar Samardzic, min. 45), Dusan Vlahovic (Ivan Ilic, min. 66), Filip Mladenovic (Srdjan Mijailovic, min. 72) y Sergej Milinkovic-Savic (Sasa Lukic, min. 86).

Árbitro:
François Letexier

Tarjetas amarillas:
Nikola Milenkovic (min. 3), Jonas Wind (min. 26), Morten Hjulmand (min. 29), Mitrovic (min. 82).

El estilo de juego de Dinamarca, centrado en un tiquitaca improductivo, mostró muchos pases (348 en la primera mitad) pero poca profundidad, sin lograr penetrar la defensa serbia. Los daneses intentaron acercarse al área rival, pero se retiraban sin generar peligro real, como un acordeón sin melodía.

Los primeros 45 minutos transcurrieron sin incidentes, y la segunda mitad siguió el mismo patrón, aunque Serbia, tras realizar dos cambios al descanso, mostró un intento de mayor verticalidad. Sin embargo, ambos equipos carecieron de efectividad ofensiva, y los porteros Schmeichel y Rajkovic apenas tuvieron trabajo aparte de algunos saques de esquina y faltas.

Incluso con Novak Djokovic en la grada, Serbia no logró un final épico y quedó eliminada de los octavos de final.

Deja una respuesta