viernes, julio 19

Saiz y los agentes sociales aceleran para reformar en julio la normativa que permite compatibilizar sueldo y pensión

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se reunió con agentes sociales para abordar varios puntos pendientes de la última reforma de las pensiones. La reforma de los métodos de jubilación, que permitirá compatibilizar el cobro del salario y la pensión, facilitar una transición gradual de la vida laboral hacia la jubilación y salir del empleo de forma paulatina, es uno de los temas que aún dificulta alcanzar un acuerdo. Los agentes sociales se han comprometido a compartir la documentación necesaria para negociar esta reforma durante este mes, según confirmaron los sindicatos UGT y CCOO.

El departamento dirigido por Saiz propuso recientemente a la junta cambiar los incentivos en las modalidades de acceso a la jubilación flexible: el jubilado activo, que permite al trabajador seguir trabajando más allá de la edad legal de jubilación, y el contrato de relevo, que facilita la transición del trabajador saliente a través de la formación de un nuevo empleado.

La semana pasada, el Gobierno mejoró las condiciones respecto a la primera propuesta realizada en abril. En concreto, se añadieron incentivos para aquellos que retrasen su jubilación: una bonificación (porcentaje adicional sobre la pensión), una asignación en efectivo o una combinación de ambos, calculados para cada año de retraso. Con esta modalidad activa, la Seguridad Social prevé un crecimiento de la compatibilidad entre salario y pensión dependiendo del tiempo de demora:

  • El primer año de demora permitirá cobrar el salario junto con el 30% de la pensión.
  • El segundo año de demora permitirá el cobro del salario junto con el 40% de la pensión.
  • El tercer año de demora permitirá una reducción salarial del 50% de la pensión (porcentaje permitido actualmente desde el primer año).
  • El cuarto año de jubilación permitirá el aumento salarial con el 75% de la pensión.
  • A partir del quinto año de demora, se permitirá el cobro del salario junto con el 100% de la pensión.

La novedad incluida en el último borrador, al que ha tenido acceso elEconomista.es, es un incentivo adicional del 2% sobre la pensión para quienes demuestren haber trabajado durante al menos dos años y medio más allá de la edad de jubilación. Esta medida no estaba incluida en la primera propuesta y se ha ajustado tras considerar las posiciones de los miembros del diálogo social.

Jubilación anticipada y trabajo peligroso

En cuanto a la jubilación anticipada y trabajos peligrosos, la secretaria de Política Institucional y Políticas Territoriales de UGT, Cristina Estévez, expresó su deseo de unificar la legislación por sectores. Un ejemplo claro es la industria del automóvil, que cuenta con una normativa específica que reconoce condiciones más favorables para sus trabajadores. En cuanto al contrato de relevo, se busca establecer condiciones favorables: que sea un trabajo a tiempo completo e indefinido.

Para los trabajos peligrosos, penosos o tóxicos, que dificultan alcanzar la edad de jubilación, también se prevén cambios e incluirán más grupos profesionales. Las camareras de piso (‘kellys’), cuidadores o directores de orquesta profesionales podrán acogerse a un coeficiente reductor que les permitirá jubilarse a partir de los 52 años, como ocurre con los miembros de las fuerzas de defensa, los mineros o los bomberos. En cualquier caso, la Seguridad Social sólo acogerá a aquellos trabajadores que no tengan alternativa laboral.

El representante de UGT en la reunión de negociación afirmó que se están buscando posiciones comunes respecto al papel de las mutuas colaboradoras en la elaboración del diagnóstico traumatológico en procesos de incapacidad temporal, siempre con la autorización del trabajador. Los siguientes aspectos serán gestionados:

  • Atención de la salud en traumatismos leves y lesiones osteoarticulares.
  • Transporte para enfermedades comunes, especialmente en áreas que afectan a huesos y articulaciones.
  • Colaboración mediante pruebas diagnósticas sin necesidad de convenio con el servicio público de salud, siempre con el consentimiento del trabajador.
  • Tratamiento de rehabilitación tras el alta en patologías traumatológicas.

Los miembros de la negociación informan que respetar el coeficiente de parcialidad de los contratos fijos discontinuos con puestos de trabajo irregulares (lo que mejorará el acceso a la jubilación de camareros o periodistas) aún presenta dificultades. Se espera que estos detalles se perfilen en las próximas semanas. La próxima reunión será el 15 de julio, mientras se intercambian documentos para negociar la finalización de esta reforma antes de las vacaciones de agosto.

Deja una respuesta