jueves, junio 20

La temporada de huracanes en el Atlántico de 2024 será una de las más activas e intensas en décadas

MIAMI. Se espera que la temporada de huracanes del Atlántico de 2024, que comienza oficialmente este sábado, sea una de las más activas e intensas en décadas, con hasta 13 huracanes formándose y la preocupación de que el número de ciclones que toquen tierra pueda ser el doble de lo habitual.

Es un pronóstico de predicción tan alto que Rick Spinard, administrador de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE. UU. (NOAA), dijo que es «el pronóstico de temporada de huracanes más alto de la historia». La NOAA ha emitido alguna vez”.

La NOAA advirtió que había un 85% de posibilidades de que la temporada de huracanes fuera superior a lo normal, con entre 17 y 25 tormentas con nombre y de 8 a 13 huracanes, de los cuales entre 4 y 7 fueron mayores.

Se trata de cifras muy por encima de la media por temporada, que es de 14 tormentas con nombre y siete huracanes, tres de ellos de categoría mayor, y que de concretarse podrían convertir la temporada ciclónica de este año en el Atlántico en una de las peores. en décadas.

‘LA NIÑA’ Y LAS AGUAS SOBRECALENTADAS DEL ATLÁNTICO

María Torres, meteoróloga de la NOAA y directora de comunicaciones del Servicio Meteorológico Nacional, dijo a Efe que “un factor muy importante que favorece el desarrollo de los sistemas tropicales este verano y otoño son las altas temperaturas del océano”.

Esto, en combinación con el regreso en el Pacífico del fenómeno ‘La Niña’, que «tiende a reducir los vientos cortantes, conocidos como vientos cortantes, en la zona de formación de sistemas en el Atlántico», hace que «no haya Hay una mayor probabilidad de tener más tormentas”, según el experto.

Más allá de la comparación de temporadas de huracanes, dado que “cada temporada es única”, lo importante es que “hay que estar preparados y tener un plan”, advirtió Torres, en referencia a una temporada de huracanes marcada por temperaturas oceánicas casi récord. en estos meses.

Hugh Willoughby, profesor del Departamento de Tierra y Medio Ambiente de la Universidad Internacional de Florida (FIU), se mostró muy preocupado por las previsiones generales y advirtió que “es muy probable que tengamos uno o dos aterrizajes de fenómenos realmente dañinos en la costa americana”. .” ”, con un coste en daños materiales de más de 30.000 millones de dólares, según dijo a EFE.

Ambos científicos coinciden en que la conjunción de ‘La Niña’ y las aguas sobrecalentadas del Atlántico son una combinación que puede resultar catastrófica para la población expuesta en países del Caribe, Centroamérica o Norteamérica.

La NOAA también se refirió a la posibilidad de la formación de un fuerte monzón en África occidental que genere olas que alimenten tormentas poderosas y de larga duración en el Atlántico.

Además, “el cambio climático causado por el hombre – advierte la NOAA – está calentando nuestros océanos a nivel mundial y derritiendo el hielo en la tierra, provocando un aumento del nivel del mar” y puede aumentar el riesgo de marejadas ciclónicas.

FLORIDA ELIMINA LA CRISIS CLIMÁTICA EN EL PAPEL

El panorama contrasta con la postura del gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, quien recientemente firmó una nueva y controvertida ley que elimina la mayoría de referencias a la crisis climática de la legislación estatal.

DeSantis dijo que la nueva ley, que elimina la crisis climática de una de las prioridades del estado, es una respuesta a la “agenda de fanáticos verdes radicales”.

Según The Weather Company, las cinco temporadas de huracanes que más se acercan a lo esperado en 2024, con base en años que fluctuaron de ‘El Niño’ a ‘La Niña’, de manera similar a este año, son las de 1973, 1983 , 1998, 2010 y 2016.

Estas temporadas produjeron un promedio de 16 tormentas con nombre, casi 10 huracanes y 4 de ellas mayores, con una energía ciclónica acumulada (ACE) de 163, cuando 160 y más se considera una temporada hiperactiva.

The Weather Company advirtió sobre la posibilidad de que el número de huracanes que lleguen a tierra sea el doble de lo habitual.

Respecto a las zonas del Atlántico estadounidense más expuestas este año, Willoughby apuntó a “todo” el Golfo de México, desde Florida hasta Texas, y recordó que, en términos de daños causados ​​en el país, “desde 2003 se han producido el doble que en años climatológicamente análogos del siglo XX”.

“Vamos a necesitar buena suerte. Espero estar equivocada”, afirmó.

Deja una respuesta