lunes, junio 17

Justicia ecuatoriana revoca sentencia que declaró ilegal captura de Glas en la Embajada de México

Un tribunal de apelaciones de Ecuador rechazó este viernes en segunda instancia el recurso de hábeas corpus que solicitaba la liberación inmediata de Jorge Glas, exvicepresidente de Rafael Correa, y revocó el fallo original que calificaba de ilegal y arbitraria su detención dentro de la Embajada de México. en Quito, cuando el Gobierno de este país le había concedido asilo.

La Sala de lo Contencioso Administrativo Especializado de la Corte Nacional de Justicia consideró que la detención de Glas, ocurrida el 5 de abril en una invasión policial a la sede diplomática mexicana, condenada casi unánimemente por la comunidad internacional, fue “legal, legítima y no es arbitraria, ”, según los abogados del exvicepresidente.

El tribunal de primera instancia que revisó el habeas corpus presentado a favor de Glas había determinado inicialmente que la detención era ilegal y arbitraria porque no se había respetado el protocolo de allanamientos a delegaciones diplomáticas extranjeras contemplado en Ecuador, pero mantuvo en prisión al exvicepresidente. debido a que está pendiente de terminar cumpliendo una pena de ocho años de prisión por dos condenas (cohecho y asociación ilícita) en casos de corrupción.

La sentencia aceptó los argumentos del Gobierno, que sostiene que el ingreso sin permiso a la Embajada de México en Quito buscó impedir la fuga de un imputado que tenía orden de aprehensión y que aún tenía sentencias vigentes.

El habeas corpus, impulsado por el abogado Francisco Hidalgo, solicitó a la Justicia ecuatoriana ordenar la liberación de Glas y entregarlo a México o a un tercer país dispuesto a respetar el asilo que le otorgó el Ejecutivo mexicano.

Glas, que rechaza los cargos en su contra y se declara perseguido político, había ingresado a la sede diplomática mexicana el 17 de diciembre de 2023 para solicitar asilo, cuando la Fiscalía se disponía a procesarlo por presunta malversación de fondos públicos. en las obras de reconstrucción tras el devastador terremoto de 2016.

El Gobierno mexicano concedió asilo a Glas en plena crisis diplomática con Ecuador, cuyo presidente, Daniel Noboa, había expulsado a la embajadora Raquel Serur después de que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se relacionara en declaraciones con el asesinato del candidato presidencial Fernando Villavicencio. con la victoria electoral del empresario.

Tras su captura, Glas quedó detenido en La Roca, el penal de máxima seguridad de Ecuador que forma parte del complejo penitenciario de Guayaquil, un grupo de cinco cárceles que desde el 1 de junio suspendió el servicio de alimentación por parte de la empresa proveedora. .

El nuevo fallo emitido este viernes ordenó al Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI), organismo penitenciario del Estado, garantizar y proteger los derechos de Glas, «en especial el derecho a la vida, a la salud y a la integridad, en consideración de la actual situación». contexto penitenciario”.

Glas, que también tiene ciudadanía alemana, fue uno de los hombres fuertes del Gobierno de Correa (2007-2017), y entre 2013 y 2017 ocupó el cargo de vicepresidente, así como durante los primeros meses del mandato presidencial de Lenín Moreno ( 2017-2021), hasta que comenzaron las investigaciones en su contra.

«Entre el gallo y la medianoche denuncian estas tonterías. ¿Habrá todavía alguna reserva moral en el país?» Correa dijo al conocer el fallo, que según el expresidente justificó la legalidad de la detención «en la que existe un estado de excepción y no se aplica la inviolabilidad del domicilio». (¡embajada!) y que tienen que basarse en el derecho nacional y no en el derecho internacional”.

“Nunca notificaron la composición del tribunal de apelaciones, nunca anunciaron conocimiento. Ni siquiera se dignaron mencionar a quién le presentaron el amicus curiae”, lamentó el expresidente.

Entre los amicus curiae que se habían sumado al recurso para aportar argumentos a favor del pedido de Glas se encontraban el Grupo de Puebla, el Observatorio Lawfare, el jurista argentino Eugenio Zaffaroni y el ex embajador de Bolivia ante la ONU Sacha Llorenti.

“Todo el mundo sabe y ha visto que se hizo pulverizando el derecho internacional y el derecho ecuatoriano. No dejaremos de denunciar este caso hasta lograr su libertad”, dijo este viernes Sacha Llorenti en la red social X.

México y Ecuador se han contrademandado ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por los hechos ocurridos el pasado 5 de abril, con acusaciones mutuas de haber transgredido convenios y normas internacionales.

Deja una respuesta