lunes, junio 17

Una bola de fuego ilumina el cielo: el meteoro que ha cruzado España era inusualmente grande

Una gran bola de luz azul ha iluminado fugazmente la noche del sábado al domingo en distintos puntos de la Península Ibérica. El objeto atravesó los cielos a las 22:46 a mucha velocidad, unos 45 kilómetros por segundo. Comenzó su fase luminosa a unos 100 kilómetros sobre Cáceres y se extendió hasta unos 45 kilómetros al noroeste de Oporto, dejando una estela persistente. En medio de esta trayectoria, el bólido produjo un fogonazo de unos segundos que iluminó la noche con más intensidad que la propia luna.

“Es una bola de fuego o un bólido meteórico”, explica en conversación telefónica Josep María Trigo, astrónomo del Instituto de Ciencias del Espacio del CSIC. “Estamos hablando de una pequeña roca que pueden rondar los 20 o 30 centímetros y que toco la atmósfera en una trayectoria bastante rasante”. Estas características explican lo llamativo y espectacular del fenómeno. A pesar de que su destino final haya sido Portugal, también ha sido avistado en Andalucía, Castilla-La Mancha, Madrid, Extremadura y Galicia. Decenas de usuarios de X han subido vídeos del meteoro, que se ha convertido en uno de los temas más comentados en la red social.

“Hay muchos bólidos que se producen a lo largo del año, pero no es muy común que un fragmento tan grande entre en esa trayectoria tan rasante”, confirma el experto. “Esto ha hecho que sea visible a grandes distancias, con una luminosidad intermedia entre la luna y el sol”. A estos fenómenos se les llama superbólidos, porque pueden detectarse desde el espacio.

“La atmósfera nos protege, así que no suponen ningún peligro. Se desintegran y no producen meteoritos”, señala el experto. A pesar de que popularmente se hable de meteoritos, este nombre solo se da a los fragmentos que tocan la tierra. Y no parece que este sea el caso. En un primer momento, la prensa portuguesa especuló con un posible impacto terrestre citando fuentes de la Protección Civil portuguesa, pero la idea va perdiendo fuerza con las horas. “Yo, viendo las características, la descartaría”, explica el astrónomo.

De hecho, el llamativo fogonazo que se ha producido, explica, se debe a una especie de explosión del bólido. El objeto alcanza una sobrepresión y la roca se fractura. “Los elementos químicos se desparraman en esta fase y emiten luz mientras se desintegra el meteoroide”, apunta.

Según el análisis del profesor José María Madiedo, investigador principal del Proyecto SMART, este objeto tuvo un origen cometario, entrando en nuestra atmósfera a una velocidad de 161.000 kilómetros por hora. La altitud inicial de la parte luminosa del evento fue de 122 km, finalizando a una altitud de 54 km.

A nivel terrestre, el fenómeno no ha producido nada más que una enorme sorpresa. Un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid ha indicado a la agencia Europa Press que ha habido varias llamadas preguntando por un objeto que habría cruzado el cielo provocando un gran destello. Esta mañana, en las redes sociales, muchos han podido ver la respuesta.

Deja una respuesta