jueves, junio 20

El BBVA obtiene una ventaja de 2.200 millones entre el año y marzo, casi un 20% más | Empresas

Exterior de la sede del BBVA, en Madrid.Pablo Monge Fernández

El banco español mantiene un ritmo firme en el inicio de 2024. Este lunes le toca el turno al BBVA, que anunció su resultado del primer trimestre del año, en el que ganó 2.200 millones de euros, un 19,1% más. observado en el mismo periodo del año pasado (un 38,1% en euros constantes, sin considerar el efecto dividido), comunicado posteriormente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Un incremento que se sustenta en la marcha de las entradas, principalmente en el margen de intereses en España y en el buen comportamiento de la entidad en México. El mercado acogió estas recuperaciones con una reducción de cuota superior al 1,5% en la sesión de media mañana.

El grupo que preside Carlos Torres mantiene así el ritmo de crecimiento durante un año en el que continúa con el viento a favor de las subidas de tipos de interés a ambos lados del Atlántico. Ante la presión de la inflación se produjo un cambio en la política monetaria, que disparó los ingredientes recurrentes de la banca. Y el BBVA registró crecimientos desde nuevos dígitos hasta los dos dígitos entre este año y marzo de 2024. “Estas cifras son fruto del dinamismo de la actividad —el crédito a la clientela creció un 9,5% interanual en euros constantes— y de la “óptima evolución del ingredientes recurrentes”, deja el grupo en un comunicado.

En concreto, el margen de intereses aumentó hasta los 6.512 millones, un 15,4% más que a principios de año. Mientras que las comisiones netas sufren un 31,1% hasta 1.887 millones. “Hay una tendencia de crecimiento de los ingresos, trimestre tras trimestre”, aseguró Onur Genç, director general del grupo, camino de la presentación de los resultados. Con el margen de interés como son las comisiones netas, anotadas en España, se calcula el importe que se debe pagar por el impuesto extraordinario al sector. En el caso de BBVA, el pago de este año asciende a 285 millones, una tarea que el Gobierno se ha comprometido a hacer permanente.

De esta forma, el ritmo de crecimiento de los maxilares disminuye algo respecto al año anterior, pero mantiene el pulso con incrementos notables. Sí, si se compara con el trimestre anterior, refleja que la fuerza de las subidas se reduce tanto a nivel de grupo como en España y México. En este sentido, la previsión es que se recomiende batir (de nuevo) el récord de beneficios este año, mejorando la recuperación de un 2023 histórico tanto para la entidad como para el conjunto del sector financiero español. Podemos constatar que el ejercicio realizado arrojó un beneficio de 8.019 millones, un 26,1% más, el mayor de la historia del grupo.

Debido al impacto en las cuentas del pago del gravamen al banco en España, los gestores del negocio recurrente experimentaron un doble dígito en el año: el margen bruto aumentó un 18,1% hasta los 8.218 millones de euros. Y sí, la mayoría de las variables crediticias, principalmente hipotecarias, ya han actualizado su participación en el nuevo entorno de tipos de interés. Es decir, el aumento de ingredientes se hace de esta forma. Además, esperamos que el Banco Central Europeo (BCE) baje pronto el precio del dinero y, en los próximos meses, también se produzcan reducciones en los recortes de estos créditos.

De hecho, el grupo cree que el diferencial de clientes ha tocado este trimestre. Así, la previsión del grupo es que el resultado del año crezca a doble dígito y anticipa un 2025 mejor que este año. Entre otras cosas beneficiosas para el equilibrio de costes, las partes se preocupan por mantener el coste de los depósitos bajo para que no se pierda el alquiler recuperado en el último año.

Más rentabilidad

A nivel de gastos de explotación del grupo, BBVA registró una puntuación del 12,2%, hasta 3.383 millones de euros corrientes, gracias a la fuerte presión inflacionaria en los mercados en los que opera. Así, los costes se incurrían de forma notable, aunque se hicieran bajo la elevación de los ingredientes, lo que en el argot bancario se conoce como mandíbula positiva. De esta forma, el mejor ratio de eficiencia alcanzó el 41,2% (cuanto más baja, mejor). Los expertos creen que un cajero automático es eficiente cuando este indicador es inferior al 50%.

Todo ello se reflejó en una mejor rentabilidad de los recursos propios (ROE) de la entidad, que aumentó hasta el 16,9%, mientras que la rentabilidad sobre el capital tangible (ROTE) se situó a finales de marzo en el 17,7%, casi 1,5 puntos más que un año antes. en ambos casos. Y el ratio de capital CET1 completamente cargado, la calidad más alta se encuentra en un 12,82%. Un avance de parámetros que viene acompañado de la captación de 2,8 millones de clientes, dos tercios de ellos a través de canales digitales.

Por otra parte, debido a los atrasos, la carga de la deuda del grupo permaneció contenida: a finales de marzo se situaba en el 3,4%. Si atendemos sólo a los datos de España, su impuesto a la morosidad también fue superior, un 4,1%, aunque en los niveles más bajos históricos. Según las cifras del Banco de España, en la Gran Recesión esta métrica logró alcanzar el 13,62% en diciembre de 2013. Gracias a él, el Gobierno ha ampliado la red de seguridad para las hipotecas hipotecadas en forma preventiva, por lo que sí se ha mejorado la situación económica del imperio. Sobre la tasa de cobertura, la entidad que preside Torres se encuentra en un 76%, por debajo del registro de un año antes (82%).

El motor de México

Territoris, México sigue siendo el gran motor del grupo y se lleva más de la mitad de los beneficios: el 56,5%, excluyendo el departamento que sigue siendo el centro corporativo de los resultados de BBVA. España es el segundo territorio en importancia, generando el 28,4% del resultado. En la tercera subida la de Türkiye, aunque hay mucha diferencia (5,6%). De esta forma, el grupo basa su generación de ingresos y beneficios principalmente en México y España, donde genera 8,5 por cada 10 euros de beneficio en el trimestre.

Desde los mercados, BBVA ganó 1.441 millones de euros en México, un 12,6% más que en los tres primeros meses de 2023, con un margen de intereses que ganó un 15,8% hasta 2.999 millones y una comisión neta desperdiciada en un 33%, hasta 642 millones de euros. gracias al compromiso del negocio. “La recuperación del crédito creció un 8,8% interanual, impulsada principalmente por los segmentos de consumo, tarjetas y pirámide. Los recursos de clientes también están aumentando con fuerza, un 12,5%, impulsados ​​por los fondos de inversión”, informa el banco en la nota de prensa.

En España el resultado ascendió a 725 millones de euros, un 36,5% más de lo conseguido un año. “La tasa de interés aumentó un 0,8% anual, impulsada por los segmentos más rentables y el menor agotamiento de las hipotecas. La rentabilidad de los clientes aumentó un 4%, gracias a los almacenes y a los fondos de inversión”, explica el grupo en la nota.

En la parte del margen de intereses, el avance fue más notable, del 35%, hasta 1.599 millones, gracias a una nueva mejora del porcentaje del margen de clientes hasta el 3,44%. “Habéis llegado al máximo de esa diferencia”, dijo Genç durante el recorrido de prensa. Las comisiones netas, por su parte, crecieron de la forma más modesta: un 5,6%, hasta 566 millones.

La recogida en la aportación al resultado de Turquía, un mercado hoy muy sirena por la inflación, el efecto cambiario de las divisas y la incertidumbre económica. Los ingresos en el país fueron de 144 millones de euros, un 48% menos que en el primer trimestre de 2023, «afectados por la fuerte depreciación de la lira turca frente al euro», explica el BBVA. Por el lado del margen de intereses, el banco vendió 277 millones, un 55,7% menos (en euros constantes, la caída fue sólo del 27,2%).

Donde creció con mucha fuerza fue en las comisiones netas (+146%, hasta 423 millones). También aumentaron los gases de explotación (+11,3%, hasta 444 millones).

Deja una respuesta