jueves, junio 20

Las protestas de los agricultores españoles y franceses traspasan la frontera

Los agricultores españoles y franceses han convocado esta semana una jornada de protestas de 24 horas en el frente español. Contra flujo de tráfico en los ojos delanteros, Las asociaciones – Revolta Pagesa y la Unión de Asociaciones Independientes del Sector Primario (Unaspi) – pretenden exigir un mejor trato en el sector en Europa frente a la competencia de terceros países y una bonificación fiscal para los combustibles agrícolas. Las cortes coinciden con la semana en la que se celebrarán las elecciones al Parlamento Europeo.

Desde el día 10 de la mañana, cuando comenzaron las protestas, los puntos acortados se reúnen en Cataluña en Bossòst, La Seu d’Urgell (Lérida), Puigcerdà, Coll d’Ares y La Jonquera (Gerona), que se suman a los cortes en los pasos frontirizos de Irún (Guipúzcoa), Somport y Portalet (Huesca). ).

Según informa el servicio de tráfico francés en su sitio web, los agricultores también cortaron la carretera A9 en el paso de Céret (Francia), punto que buscan en el paso de entrada de La Jonquera. El juzgado de la N-240 entre Montblanc y Valls (Tarragona) responde a otra protesta de un grupo de afectados por las obras de la A-27, explicando a EP las fuentes del tránsito. En este sentido, el servicio Catalán de Tráfico recomendó el uso de vías alternativas.

Las asociaciones implicadas en las protestas de este mes han actuado al margen de los ‘funcionarios’ -reconocidos por el Ministerio, COAG, Asaja y UPA-.

Respetar la unidad de acción

COAG y Asaja tradujeron este periódico que, entre los motivos por los que no participaron en las protestas, incluye «el respeto a la unidad de acción».

«Nosotros no participamos en estas protestas, pero si son pacíficas siempre son bien recibidas. Es necesario presionar a los líderes políticos y el momento es óptimo”, informó Asaja.

Por su parte, el secretario general del COAG, Miguel Padilla, aunque cree que «hay motivos suficientes», prefiere no moverse mientras transcurre una cita electoral: «Respetamos la unidad de acción y no pedimos que si la protesta es instrumental. Hay motivos para subir pero no es el momento”, apunta Padilla. Sin embargo, soy consciente de que «la situación de las importaciones está haciendo mucho daño al sector». También aseguré que hoy no tengo una agenda programada para las próximas protestas, pero sigo trabajando en ella.

Camiones «rehenes»

Desde el sector camionero, la Confederación Empresarial de Transportes por Carretera de Cataluña (CETCAT) y la Coordinadora de Organizaciones de Transportistas (COT), se quejan de que estas protestas son «una carga evidente que debemos pagar a los transportistas».

En un comunicado, las organizaciones aseguraron que no estaban en sintonía con el tribunal fronterizo que se levantó hoy en Cabo para «presionar a las autoridades de la Unión Europea sobre las elecciones de Domingo»: «El pasado mes de febrero ya si viví esto «La misma situación, que se repitió hace varios días, y ahora quiere suceder», se quejan.

«Admitimos que no podemos circular libremente por la vía que se considera clara y directa en nuestros sectores porque, precisamente, los transportistas necesitamos la vía para poder viajar. Si te han cortado y se te interrumpe la circulación, dejamos de hacer viajes y no podemos ganar dinero, pero eso lo conecta a nivel logístico y económico”, agregaron las organizaciones.

Asimismo, exige una respuesta de la administración. «Es vuestra responsabilidad garantizar la libre circulación», dicen.

Por su parte, la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) también ha pedido responsabilidad a la administración. Indicó que se quejó de que transportar mercancías por carretera sería “el gran perjudicado”. El patronato también afirmó que «el transporte no puede ser el derecho de las protestas» y registró «las peores pérdidas económicas» que provocaron las protestas a principios de año.

Adaptarse a la secuencia y garantizar la competencia adecuada

Los agricultores exigieron la «adaptación consensuada» del Plan Hidrológico Nacional a la situación que se vive a continuación, con la elaboración de un nuevo documento: en esa línea, recuperaron la reestructuración de las plantas, la implementación de obras de emergencia y garantizaron el sistema de regadío, informa al PE.

Por otro lado, quiso exigir a las autoridades europeas «garantizar una competencia justa y equitativa en el mercado europeo» mediante naranjas e impuestos a las importaciones, además de imponer criterios de tono de carbono. También afirmaron que los productos de terceros países están sujetos a «las más estrictas regulaciones» en materia de seguridad alimentaria y estándares de calidad, y requieren un etiquetado claro por parte de los europeos y campañas para promocionarlos.

Los agricultores se han mostrado partidarios de la derogación de las compras extracomunitarias, entre quienes han catalogado al Mercosur «y todas aquellas medidas que menoscaben el mercado y agrario español» con -textualmente- competencia injusta. Y quería insistir en que la Política Agraria Común (PAC) debe estar «centrada en los agricultores» para que los fondos no vayan a las multinacionales o a los terratenientes, y en el peligro de que algunos supongan que son tratados burocráticos.

Deja una respuesta