jueves, junio 20

Cámaras empresariales protestan por retrasos en la descarga de buques en EPQ

Usuarios y cámaras empresariales confirmaron este viernes que persisten retrasos en la descarga de mercancías, especialmente a granel, y piden la intervención de las autoridades para agilizar y reducir los tiempos de espera.

Al menos 17 embarcaciones permanecían fondeadas ayer en los muelles comerciales de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ) en Escuintla, lo que generó una reacción de los usuarios, quienes exigen agilidad para poder recibir sus mercancías.

Se le conoce como fondeo a la espera de un espacio en el muelle comercial y según el reporte, ayer se encontraban siete barcos con granos, cuatro con hierro, tres con fertilizantes, uno con clinker, uno con jumbos y uno con contenedores (APM). . Es decir, la mayoría son cargamentos a granel.

Estos retrasos significan pérdidas para los importadores y retrasos en los procesos de fabricación, especialmente en el sector industrial, porque las mercancías o materias primas no llegan a tiempo, y en otros casos, contenedores que vienen de Asia permanecen en puertos de México. , para su posterior traslado.

Por lo pronto, autoridades de la EPQ manifestaron que trabajan en un programa que permitirá acelerar las operaciones portuarias durante las próximas horas y así reducir el número de embarcaciones fondeadas, como es la implementación de ventanas operativas.

En el sistema portuario guatemalteco, EPQ es la principal zona portuaria que más mercancías transporta, especialmente en la importación de bienes de primera necesidad a granel.

Impactos directos

A través de comunicados de prensa, la Cámara Guatemalteca de Industria (CIG) y la Cámara de Comercio Guatemalteco-Americana (AmCham) expresaron sus preocupaciones.

“Esta situación genera graves implicaciones y efectos negativos en el clima de negocios, el comercio, la inversión y la economía del país, afectando a diversos sectores empresariales y comerciales”, subraya AmCham.

Esa organización empresarial indica en su denuncia que “nuestros socios han denunciado tiempos de espera excesivamente largos, de hasta un mes, para la descarga de mercancías de los buques, lo que incrementa los costes operativos y afecta negativamente a la cadena de suministro”.

Agregan que “el costo diario de un barco – fondeado – genera aumentos significativos en las operaciones de las empresas; así como retrasos que no sólo impactan a las empresas importadoras y exportadoras, sino también a los consumidores finales y la competitividad del país a nivel internacional”.

En tanto, el sector industrial manifestó que “ante la situación actual del EPQ, expresamos nuestra preocupación, considerando que se ha duplicado el número de barcos esperando para entregar o recoger carga, así como el tiempo de demora”.

La entidad coincidió en que esto representa un aumento sustancial de costos para las empresas, reduce la competitividad de la industria y perjudica el potencial del país para atraer inversiones y comercio. Además, señala el comunicado, afecta a todos los guatemaltecos, ya que implica un aumento en los precios de la canasta básica y en la inflación.

Principales demandas

Las cámaras empresariales también presentaron un pliego de demandas para atender esta crisis de congestión en la EPQ.

AmCham afirma que “el ritmo de inversión en infraestructura portuaria no ha ido a la par del crecimiento del comercio exterior. A nivel mundial el tamaño de los buques portacontenedores ha crecido sustancialmente, Guatemala tiene capacidad para manejar buques de hasta 8.500 contenedores, mientras que los más modernos tienen una capacidad de hasta 25.000 contenedores”.

Y dentro de las acciones inmediatas sugeridas para todo el sistema portuario guatemalteco, es necesario invertir en infraestructura física y digital, esperando impactos positivos en términos de competitividad, mejores tarifas, mayor capacidad de carga por viaje y menor contaminación, entre otros. Entre las acciones concretas propuestas se encuentran:

  • Infraestructura física: profundización de dragado, ampliación del muelle comercial, construcción de espigones y refuerzo de muelles.
  • Infraestructura digital: desarrollo de puertos inteligentes e interoperabilidad institucional.

La CIG reitera que es fundamental asegurar que se invierta en infraestructura y crecimiento de obras grises en los puertos, como terminales portuarias, aeropuertos y carreteras para “lograr un dinamismo eficiente en el intercambio comercial”.

Reiteran la necesidad de cambiar el actual modelo de inversión en infraestructura vial y logística, y plantean la urgencia de abordar la inversión en terminales portuarias privadas y definir una ley portuaria.

Postura institucional

Ricardo Monterroso, gerente general de EPQ explicó a Prensa Libre la situación actual de esa empresa:

¿Cuál es la situación actual de EPQ?

Compartimos y reconocemos la situación expresada por el sector privado y los usuarios respecto de las embarcaciones en la zona de fondeo.

Esto se deriva de que durante décadas no se ha invertido en la ampliación de la infraestructura portuaria y el mantenimiento de dragados para recuperar los calados originales del puerto. Desde el inicio de este gobierno se han reportado constantes fallas en los equipos operativos; por ejemplo, en grúas.

Esta administración fue recibida con 22 embarcaciones en la zona de fondeo, y se ha trabajado arduamente para que hoy sean 15 embarcaciones esperando ser atracadas en el muelle comercial.

Entendemos la importancia de la eficiencia en la cadena logística, la facilitación del comercio marítimo para el desarrollo del comercio exterior y la economía guatemalteca, por lo que la instrucción presidencial es viabilizar inversiones para incrementar la capacidad instalada en terminales portuarias y su modernización. de EPQ.

¿Cuál es la explicación de los barcos que ahora están fondeados?

La llegada de barcos chárter, ya que se puede observar que por el modelo de muelle comercial, en esa zona no hay buques portacontenedores ni carga perecedera.

Se trata de buques chárter con materia prima para grandes industrias y desde el año pasado se mantiene la tendencia de 20 buques en la zona de fondeo, a raíz de los problemas en el Canal de Suez y la pandemia, además de la falta de ampliación del puerto. y la recuperación de los giros.

Ricardo Monterroso, director general de EPQ

Estamos a la espera de una resolución del Consejo Directivo para implementar un plan de reducción de embarcaciones fondeadas, el cual consiste en maximizar el uso de las ventanas operativas que puedan existir para las embarcaciones chárter, a través de un subsidio EPQ por atraque. que suelen ser de 18 a 20 horas, pero no se utilizan porque la planificación de este tipo de embarcaciones requiere a veces 120 horas.

En conclusión, ¿cuál es su mensaje central para los usuarios?

Reiteramos el compromiso de implementar las obras de infraestructura y ampliación recomendadas en el plan maestro.

Se están tomando fuertes medidas para reorientar las políticas financieras, administrativas y operativas, ejecutar el plan maestro dentro de la “fase 1” y realizar mantenimiento y dragado para garantizar la vida útil del puerto, así como aumentar la capacidad instalada de los muelles de atraque. dentro del área de influencia de la EPQ.

Deja una respuesta