viernes, junio 14

Casos en 2024 en Guatemala superan el total de los identificados en los últimos cuatro años

Los casos de dengue en Guatemala son 4,7 veces más que los registrados el año pasado. Esto se explica al comparar las notificaciones de 2023 y 2024 en el periodo de enero al 18 de mayo. En el primero fueron 3.461, mientras que en el segundo fueron 19.929, según el último informe del Ministerio de Salud.

El aumento de contagios se hizo evidente desde la primera semana de este año, pues al 6 de enero de 2024 ya se habían identificado 1.030 personas más con la enfermedad que en el mismo periodo de 2023.

La tendencia creciente ha continuado este año, con un promedio de mil casos por semana epidemiológica, según Edgar Santos, director de Epidemiología y Gestión de Riesgos del Ministerio de Salud.

Si se suman todos los casos reportados en los últimos cuatro de enero hasta el 18 de mayo, el resultado es 9.590, menos de la mitad del total reportado en 2024.

Debido a este aumento, el 24 de mayo se declaró alerta roja institucional en el país, siguiendo los pasos de Honduras, que una semana antes, el 16 de mayo, dio la alarma al acumular más de 16 mil casos y 10 muertes por dengue. .

En Guatemala, la medida se toma a días del inicio de la temporada de lluvias, lo que amenaza con un repunte mayor, que podría superar los 1.500 casos por semana epidemiológica, indicó Santos.

Actualmente, los departamentos con mayor incidencia de la enfermedad son Jutiapa, Zacapa, Santa Rosa, El Progreso, Baja Verapaz, Quetzaltenango y Sacatepéquez, según el último informe de Situación Epidemiológica de Arvovirus en Guatemala 2024.

Si bien es la población en edad escolar, entre 5 y 14 años, la que es más vulnerable a enfermarse. Este grupo de edad representa el 36% de los casos detectados.

Lejos de la meta

En la región de las Américas se espera que para el 2025 los países logren mantener la letalidad del dengue por debajo del 0,05%, sin embargo, Guatemala está lejos de esa meta, ya que el 18 de mayo se encontraba en el 0,08%.

Con estos números nos ubicamos en el primer lugar entre los países centroamericanos con mayor proporción de personas que mueren a causa de la enfermedad, seguido de Honduras, según el informe de la Organización Panamericana de la Salud.

Al 18 de mayo se ha confirmado la muerte de 12 guatemaltecos por la infección, el 66% son mujeres. Mientras que otros 23 casos están bajo investigación para establecer si la causa de la muerte fue dengue.

Historia del caso

Pablo Galindo, consultor de la OPS/OMS, indicó que el dengue es una enfermedad que se caracteriza por generar brotes cíclicos cada tres a cinco años, esto explica el aumento de casos ocurrido en 2014, 2019 y 2023. Lo que suceda en 2024 es parte de eso. comportamiento, pero las condiciones ambientales actuales también influyen.

Al observar los casos acumulados de los últimos cuatro años, se observa un aumento durante 2020, el cual se debió, según Galindo, a las medidas sociales que se implementaron durante la pandemia del covid-19, ya que el dengue se caracteriza por ser una enfermedad principalmente de origen urbano. ambientes.

El registrado por semana epidemiológica ese año en Guatemala lo demuestra, pues hubo más notificaciones respecto al informe de 2021 y 2022.

Para 2023 se comienza a observar un aumento como parte del comportamiento cíclico de la enfermedad y continúa hasta cerrar el año con 72.358 casos, tendencia que continúa en 2024 e incluso ha sido superada.

Galindo dice que el cambio climático, la deforestación y el aumento de la urbanización han influido en este crecimiento.

Este comportamiento de enfermedad ocurre en toda la región. El registro de la OPS hasta la semana 14 (al 6 de abril) muestra que Brasil es el país más afectado, superando los 5 millones de personas infectadas con dengue. Otros países que superaron los 100 mil casos son Argentina con 252 mil 566, Paraguay registra 233 mil 464 y Perú 141 mil 266.

Dentro de la lista de países con más casos de América, Guatemala aparece en el décimo lugar. Aquí resulta relevante que los cuatro serotipos de dengue (DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4) existen en el territorio nacional.

“El hecho de que circulen los cuatro serotipos de dengue aumenta la probabilidad de que la misma población infectada pueda volver a infectarse; si al principio era un caso leve, se podía manifestar un caso grave”, dice Galindo.

Los análisis de la OPS indican que hay varios factores sobre la transmisión del dengue que los países deben tomar en cuenta para el futuro, como que habrá una variación en la aparición de brotes de dengue, el tiempo de cinco años se puede reducir considerando que hay Hay un cambio significativo en la distribución del vector debido a la urbanización y las actividades humanas que crean condiciones favorables para más criaderos de mosquitos.

A este proceso se suma el cambio climático, ya que se han registrado altas temperaturas en zonas tradicionalmente templadas a frías y esto aumenta la posibilidad de la proliferación del vector. También se han identificado variaciones en los serotipos circulantes del virus, lo que genera cambios en la presentación química de la enfermedad, según indicó el consultor de la OPS.

Otras enfermedades

Actualmente, Zika y chikungunya no representan un problema de salud pública en la región, sin embargo, hay que considerar que el Aedes aegypti también transmite estas enfermedades, existiendo peligro de brotes de estas enfermedades.

Ante la amenaza de brotes simultáneos de diferentes enfermedades, como ocurrió hace meses en Guatemala con la aparición de casos del Síndrome de Guillain-Barré, Galindo señaló que la capacidad de análisis a nivel de laboratorio es importante para que los sistemas de salud reaccionen con prontitud. .

Las recomendaciones de la OPS también se basan en mantener la detección temprana, la vigilancia de la serotipación del virus y el acceso a atención médica adecuada, ya que esto ayudará a reducir la letalidad.

Deja una respuesta