miércoles, junio 19

Kim Jong-un recibe al presidente de Corea del Sur en Pyognyang

El líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, mantuvieron este martes su primer encuentro en el marco de la cumbre de tres días que ambos celebran en Pyongyang, según informó el Gobierno surcoreano.

Además de los dos líderes, por la parte surcoreana asistieron el director de la Oficina de Seguridad Nacional, Chung Eui-yong, y el jefe de inteligencia, Suh Hoon, explicó un portavoz de Seúl.

La delegación norcoreana la completaron el homólogo de Suh, Kim Yong-chol, y la subdirectora de propaganda y agitación del Partido de los Trabajadores y hermana del líder, Kim Yo-jong.

La presencia de Chung y Suh, figuras claves en la intermediación con Washington, así como de Kim Yong-chol (que viajó a Estados Unidos este año) y Kim Yo-jong, considerado la mano derecha de su hermano, indica que ambas partes han abordado la necesidad de desbloquear el diálogo entre el régimen y Estados Unidos sobre la desnuclearización.

La reunión, cuyo contenido no ha sido revelado oficialmente, comenzó a las 15.45 hora local (6.45 GMT) en la sede del Comité Central del Partido de los Trabajadores, donde Kim Jong-un ya recibió a una delegación sureña. en dos ocasiones en las que se incluyó a Chung y Suh, y en otras dos al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Se espera que esta cumbre, la tercera que celebran Moon y Kim este año, sirva para resolver las diferencias entre Pyongyang y Washington sobre la desnuclearización.

Las dos reuniones intercoreanas anteriores, en abril y mayo, ayudaron a desembocar en la cumbre entre Kim y el presidente estadounidense Donald Trump en Singapur en junio, en la que ambas partes acordaron trabajar hacia la desnuclearización del régimen garantizando al mismo tiempo su supervivencia. Sin embargo, los avances han sido limitados en los últimos meses debido a las divergencias entre Washington y Pyongyang.

Corea del Norte pide avanzar en la firma de un tratado de paz, mientras que Estados Unidos cree que necesita más garantías de que el régimen abandonará su programa nuclear antes de firmar un acuerdo de este tipo.

Deja una respuesta